martes, 16 de agosto de 2016

MPJ- Segunda Parte (Recuerdos de Villa Carolina)



Cuando yo escribí el primer relato sobre las experiencias de mi juventud en Villa Carolina y los grupos juveniles en los que participé, nunca imaginé la reacción que produciría ese relato. Fue algo así como echarle leña al fuego. Se prendió una fogata que solo humeaba.

Para darles una idea de cuántas visitas tenía hasta el sol de hoy el relato, fui a las estadísticas del Blog y esto fue lo que encontré:



Si , viste bien, 1,765 visitas... He recibido comentarios y e-mails de los MPJ (Muchos panas  juntos) ,
de mis lectores habituales y también de otros que sabían de nosotros.

El relato me acercó a muchos de aquellos panas de los que no sabía de su existencia. Cuando uno va en picada, dícese, que los años empiezan a doler y todo empieza a guindar... no hay mejor medicina que recordar, porque recordar es vivir, como decía el poeta.

Me encuentro que algunos viven por la banda acá, en los Estados Juntos y algunos muy cerca de mí en la Florida.

Este es el caso de Mercedes y Millie (Ito) Ortiz quienes se pusieron en contacto conmigo para informarme que el flaco de Llimo pararía por Florida y querían verme... Coño, que sorpresa!!!Sacando cuentas, como cuarenta (40) años que no nos vemos.

Hicimos los arreglos pertinentes y quedamos en vernos a la 5:00 pm en mi casa. Les prometí una comidita boricua...Arroz blanco, habichuelas guisás con su consabido jamón, calabaza y papa, pollo guisado con vegetales a la cerveza, su obligatoria ensalada fresca y pan soba'o. Su dulcesito, su cafecito y pa' terminar... un trancazo de pitorro de coco.

Llimo cogió color y Mercedes se puso más sandunguera de lo que es. Hasta Ito que es bien seriesita se tiró su chiste. En la velada estaban presentes mi esposa Jean y mi hija Karla, que encajaron en el grupo y se gozaron las anéctodas. Hablamos con Albert quien alegadamente todavía estaba trabajando, me sorprendí que habla igualito y no tiene voz de viejo, porque ese está en mi "range" de edad...

Llimo es como Wikipedia, tiene fotos de Raymundo y to'el mundo y es pariente de La Comay ya que tiene una respuesta del paradero de casi todo el mundo.

Aproveché para interrogarlo y saber de mi gente. Pelamos, perdón hablamos de todos, hasta de tí que me estás leyendo. Lloré internamente al conocer de la muerte de unos cuantos que de verdad se querían.

Radio Don Toño nos dió el fundillo musical con música de nuestros tiempos y nuestra tierra.

Fueron cerca de cinco horas y media que hablamos, parecieron diez minutos y fue como si nos hubiésemos visto ayer. Nos quedamos con las ganas.

De entre todos lo temas,  hablamos de la necesidad que muchos me han expresado por escrito de encontrarnos. Hacer como el Reencuentro de Menudo... Todos dijímos al unísino - "Hay, Sí"-

Por lo tanto nos comprometimos a tirar la bolita a ver cuántos lo quieren, cuando y en dónde...

Llimo, acto seguido abrió una página en Facebook titulada, "Amigos del MPJ",  y se pondrá en contacto contigo si no estás en la lista negra. Relajando...

Sigue esa página, o comunícate conmigo para más información.

Quisiera seguir escribiendo, pero  me duele el deo... si escribo con un solo dedo...

Pero espera mi próximo relato...  te va a gustar.