domingo, 21 de mayo de 2017

MPJ - Muy Pronto Juntos





Las fiestas patronales en Carolina significaban mucho para mí. Para empezar era una oportunidad de reunirme con mis amigos y darme la cervecita. Era la oportunidad de ver las grandes orquestas y los mejores artistas de cachete. Ver al alcalde hacer el ridículo en la tarima y sobre todo significaba que se acababan las clases de la escuela.

Era la oportunidad de robarle un besito a la novia cuando se bajaba la capota del gusano. Era alegría sana y barata.

Se comía lo que no se hacía en la casa a menudo. Se jugaba en la ruleta y los caballos con medio peso. Era un punto de reunión y sobretodo vacilón...

Los ex-menudos de la Misión Posible de la Juventud o mejor conocida como MPJ de Villa Carolina, como he contado en relatos anteriores, también tendrán su re-encuentro.

Decidieron hacerlo el sábado 27de Mayo, precisamente en los terrenos de las Fiestas Patronales de Carolina este año.

Debería el alcalde nombrar ese día como el día del Re-encuentro de lo que fue hace más de 35 años atrás, un tremendo grupo de adolescentes cristianos que buscaban ser gente de provecho y ciudadanos de bien.

Hasta donde yo sé, ninguno de los de aquel grupo tuvo problemas con la ley.

Eramos hermanos y nos alegraban los triunfos y llorábamos nuestras penas. Algunos han fallecido...

Muchos se quedaron en Carolina y otros irían a hacer nido en otras partes. Tuvimos hijos y tenemos nietos a los que hemos querido enseñar lo que nosotros aprendimos.

La mamá de Pablo o de Albert o la mía, era la madre de todos. Los muchachos del barrio, fueran a la Iglesía nuestra o no, eran parte del grupo y se respetaba el sentir de cada cual.

No éramos PNP, Populares o Idependentistas... éramos familia. Y mira que el papá de Albert era más PNP que Ferré y que el papá de Evelyn Noriega más popular que Muñoz Marín...De eso no se hablaba, eso era, cada cual con lo suyo.

Por eso nos llevábamos bien, porque no habían chismes ni garatas. Disfrutábamos con lo poco que teníamos y aprendíamos los unos de los otros.

Mira que existió la situación en que te levantaban a la chica que te gustaba... pero qué carajo, que sean feliz, no estaba para mí... sin rencores ni lamentos.

Gracias a Facebook hemos podido re-encontrarnos. ¡Qué chorro de viejos! Pero no estamos escascara'os y nuestra motivación está tan alta como aquellos días.

Este re-encuentro nos dará a todos la oportunidad de vernos después de muuuucho tiempo. He podido ver algunas fotos de ustedes. Flacos que ahoran somos gordos, canas, chichos y arrugas...

Ya Harry Román está por llegar a Puerto Rico. No lo dejen puyú!!!

Yo desgraciadamente no podré acompañarlos ya que mi nieta mayor se gradúa de Escuela Superior ese mismo día 27.

Pero no pierdo las esperanzas de que algo se pueda cuajar en un futuro cercano. Antes de que la pelúa, nos joda el party...

Me imagino que alguien tomará la batuta para decir en donde y a qué hora se reunirán los Muchos Panas Juntos.

¡Qué el Señor de allá arriba me los siga bendiciendo! Qué gocen mucho y que no me pelen!!!

PD. Abajo en los comentarios pueden escribir lo que quieran y en la página de Facebook postear fotos.